Tendencias que sobreviven (y sobrevivirán) a las cuatro estaciones

SÍGUELE LA PISTA: VOLANTES
Los volantes reducen su enraizado espíritu folklórico para formar parte de prendas con un marcado carácter urbanita e incluso para completar tendencias de inspiración victoriana. Su trazado sinuoso y su aspecto sereno —casi hipnótico e incluso relajante—, han hecho de él el aderezo perfecto para las piezas minimalistas propias de los looks más arquitectónicos, así como un imprescindible dentro de todo estilismo de carácter retro que se precie.

Femeninos, elegantes y sumamente sofisticados, estos elementos casi oníricos están presentes de forma permanente en colecciones de firmas tan influyentes como Isabel Marant o Philosophy di Lorenzo Serafini, sobre todo a la hora de coronar hombros asimétricos y escotes bardot.

Durante las Semanas de la Moda, el street style los ha lucido de todos los colores, formas y declinaciones. Así que no le pierdas la pista a sus movimientos ondulantes, porque prometen ser una constante a lo largo de todo el año.

A la izquierda podemos ver a una invitada al desfile de Chloé con una blusa de inspiración victoriana con detalles de volantes, junto a un pantalón vaquero cropped y unas sandalias negras. ¡Sencilla y sublime!Alessandra y Giorgia

SÍGUELE LA PISTA: VOLANTES
Top de encaje con volantes, cuello mao y manga larga, confeccionado en encaje de color crudo, de Topshop (64 €).

SÍGUELE LA PISTA: VOLANTES
Blusa con cuello a la caja y manga larga, detalle de volantes en hombros y goma en los puños con estampado floral, de Zara (25,95 €).

SÍGUELE LA PISTA: VOLANTES
Vestido estampado con volantes en el bajo y manga larga, detalle de aberturas en el escote y la espalda, de Sfera (29,99 €).

SÍGUELE LA PISTA: INFLUENCIA ORIENTAL
Este año volvemos a clavar nuestra mirada en las siluetas, colores, tejidos y motivos más característicos de China y Japón. Así, incluimos en nuestro “menú” diario sus vestidos hot sale o vestidos cybermoday de cuellos Mao, los brocados más sugerentes, las reconocibles mangas japonesas, telas suntuosas y el kimono como patrón principal. Sin embargo, su presencia no se ceñirá únicamente a vestidos hot sale y sobrecamisas, sino que extenderá su influencia abarcando piezas de abrigo con la misma silueta, trajes completos revisados —como los que presentaba Miuccia Prada en su propuesta primaveral— o prendas básicas que incluyen sus llamativos estampados —como son las camisas o las cazadoras bomber—.

Como tendencia es mucho más versátil de lo que nos imaginamos, pudiendo consagrarnos a estilismos puramente orientales o sencillamente incluyendo un pequeño guiño a su estética —por ejemplo, gracias a un bordado—.

A la izquierda podréis ver a Gilda Ambrosio y a Giorgia Tordini, fundadoras de la firma Attico, con un vestido y un maxi-kimono de clara inspiración oriental pertenecientes a su propia marca.