Tips para cuidar carteras de cuero

Tu cartera de cuero es tu mimada y solo la usas a veces es singulares por temor a que se dañe. ¡Pero dentro de tu clóset no se lucirá! Para que la goces más debes saber de qué forma cuidar tus carteras de cuero y sacarlas a pasear.

La primera cosa que has de saber es que el cuero es piel, conque se puede llegar a estirar, raspar o bien manchar, con lo que es sensible a determinadas sustancias u objetos. Por ello, hay que tener en cuenta los próximos cuidados.

1. No botes el relleno
El primer error que cometemos al comprar una cartera de cuero es botar los papeles con los que las rellenan. Estos sirven para mantener la manera de tu accesorio, por lo que es recomendable que siempre y en todo momento los guardes para que conserven su estructura.

2. Tenla en un bolso aparte
Se aconseja guardar las prendas en bolsas de algodón y abiertas para permitir la ventilación. Además de esto este material evita la condensación de la humedad que puede dañar la buena conservación de tu cartera de cuero.

3. No cargues mucho peso
Aparte de que te ocasionará molestias en la columna y hombro, cargar mucho peso en tu cartera de cuero la maltratará. Con excesivo peso, las tiras se van a estirar demasiado y pueden desfigurarse.

4. Resguárdala del agua
La primera cosa que debes hacer es protegerla de la lluvia. Ya antes de empezar a usar tu cartera debes frotarla con alguna cera para cuero y proseguir las instrucciones del producto. Las ceras hidratan el cuero y dejan una capa protectora que lo impermeabiliza.

Además de esto, no guardes prendas húmedas en las carteras o de los bolsos, en tanto que si estas destiñen, van a manchar el interior y será muy difícil sacar las manchas.

5. Evita rasguños
Ten cuidado al guardar prendas con apliques de lentejuelas, tachas o bien otros objetos puntiagudos como agujas o bien alicates, en tanto que pueden raspar al cuero y si eso ocurriese, no habría solución.

6. Que no tenga contacto con…
Tintas, perfumes, maquillajes, alcohol, aceites, selladores, impermeabilizantes y soluciones que provocan el deterioro del material de forma irrecuperable.

Nunca uses jabón de glicerina, limpiadores abrasivos, barniz, limpiador o bien otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoníaco.

Finalmente, evita tomar tu cartera de cuero con las manos pegajosas o bien con restos de grasa.

De qué forma lavar una cartera de cuero:

Si tu cartera se ha manchado y es algo que podrías resolver en casa ya antes de mandarlo a lavar con un especialista, lee lo siguiente.

Vas a necesitar: trapos de microfibra o bien toallas un tanto desgastadas, shampoo para bebé o jabón suave y agua de filtro. No emplees agua de caño por el hecho de que podría contener cloro y afectar el cuero.

Gentilmente pasa el harapo con shampoo por la superficie y con otro harapo levemente humedecido con el agua, retira totalmente los indicios de suciedad y shampoo. Seca la cartera absolutamente con un trapo extra. Si todavía está humectado, déjalo secar al entorno, no al sol porque podría resecar y dañar el cuero. Tampoco se debe secar el material con secadora, ya que el calor puede dañar el material.

En el caso de derrames, secar el liquido de manera inmediata con un paño limpio o bien una esponja absorbente seca. ¡No frotes! Luego seca con una toalla limpia y al ambiente.

Limpia tus carteras cada dos o bien 3 meses, según sea preciso. Jamás la laves a máquina ni guardes tu accesorio en lugares húmedos