¿Hay una dieta mágica para hacer ejercicio? Es la pregunta que suele repetirse entre las personas que practican deporte, ya sea las que comienzan o las que están inmersas en una rutina. La respuesta puede ser sí.