En gastronomía donde todo siempre es «nuevo» y lleva algún acrónimo (SoHo, BaNu) o directamente se crean palabras enteras (Palegiales) para definir polos emergentes, cada vez resulta más difícil encontrar verdaderas novedades gastronómicas. Lo cierto es que