Estudiosos estadounidenses aseguran que una inyección de ozono y oxígeno podría resultar segura, eficaz y menos invasiva para calmar el dolor ocasionado por las hernias de disco. Estos pequeños y esponjosos discos generalmente sirven para absorber los